DECLIVE

DECLIVE
Ya hacia tiempo que para no ver su rostro añoso había dejado de mirarse, cuando se afeitaba de soslayo ante el espejo; más tarde, notó de pronto en sus manos unas leves manchas color marrón, lo que le obligaba a desviar la mirada hasta el punto de tener que calzarse los guantes medio a ciegas; mas el dilema cierto acaeció, cuando advirtió la cara de su amada envejecida.
(INÉDITO)

NOTA: el verano tal vez no sea tiempo propicio para la literatura relativa, por ello no se volverá a publicar nada en este blog hasta el 21 de setiembre, festividad de San Mateo.

Moranides

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s