CONJETURA

Como un amago incierto, barrunto de algo pernicioso que sin saber bien por qué cada vez se le hacía más evidente, le iba creciendo un discreto bulto en el pecho; que no le hizo acudir al médico, para hacer así por siempre de la palabra cáncer una mera conjetura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s