OCIO

Jamás jugaba cartas, ni hablaba por hablar, se afanaba siempre en oír buena música, leer libros adecuados, contemplar la naturaleza o simplemente reflexionar…porque no le gustaba matar el tiempo, sino a lo sumo tan sólo herirlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s