NICARAGUA

4
El escopetero Olver, que cuida el condominio donde habito,me contó que se había hecho evangelista un dia en que se dio cuenta de que estaba cansado de mujerear y de no hallar sentido a su vida, y que ese mismo día al regresar a la casa su mamá le dijo que no tenian con qué almorzar, respondiendo él que no se preocupara, que intuia que iba a ocurrir algo grande; llamándole al rato el gerente de la empresa de seguridad donde trabajaba para decirle que ya podia ir a retirar el cheque de doscientos pesos que le adeudaban.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s