FELIZ AÑO

Cuando acaba diciembre, Jano abre las puertas de enero, y aunque el dolor permanece a ambos lados de las jambas, divisas ya una luz aún lejana y un aroma tibio, que se llama primavera.

Anuncios